---x--- El más ambicioso proyecto: clasificar a la totalidad de la juventud argentina ---x---

14 de agosto de 2015

El diseño físico de las ciclovías de Buenos Aires

1) Lo primero fundamental es distinguir entre ciclovía y bicisenda. La ciclovía es el carril exclusivo para bicicletas sobre la CALZADA. La ciclovía suele presentar separación física, aunque en casos como la ciclovía de Perón, no la tiene.

 La bicisenda, en cambio, es la senda para bicicletas sobre la ACERA PEATONAL  (por ejemplo, Av Libertador entre Av Sarmiento y Scalabrini Ortiz). También existen áreas de convivencia entre peatón y ciclista en aquellos casos en que la acera es muy angosta. Por ej, un tramo sobre Dorrego al lado del hipódromo.

La bicisenda no es un área de convivencia sino exclusiva para ciclorodados. Donde corre una bicisenda en paralelo corre un área peatonal, pero el mal uso del espacio por parte de los peatones que no se limitan al área peatonal hace que se transformen en zonas de convivencia. Por eso es que la ciclovía sobre la calzada es una opción de planificación muy preferible a la bicisenda sobre la acera peatonal. Los carriles exclusivos para bicis deben usar espacio antes destinado a los autos y no convivir con los peatones.

En las calles en las que hay ciclovía, el ciclista está obligado a circular por ella. En las calles en las que hay bicisenda, el ciclista puede optar ir por ella o por la calzada.

2) El propósito de la ciclovía es separar las bicicletas de los autos para darles seguridad a los ciclistas. Desde el punto de vista de la planificación urbana, la ciclovía también tiene la función de restar espacio de estacionamiento para los autos para desincentivar su uso y regular su cantidad. En el caso de Buenos Aires, las ciclovías fueron construidas donde antes había hilera de estacionamiento.

2) La mayoría de las ciclovías del mundo no tienen separación física (son demarcadas por líneas en el suelo o por asfalto de color), y en las ciudades menos desarrolladas o con menos cultura ciclista, éstas suelen ser invadidas. Que las ciclovías porteñas tengan separación física es una gran ventaja, es fundamental para la seguridad de los ciclistas y ofrece resistencia a que sean invadidas por los automóviles.

3) La segunda mayor medida de seguridad son las lomas de burro que los autos atraviesan antes de cruzar la ciclovía. La loma de burro no es un dispositivo lo suficientemente generalizado y estaría bueno que existiesen más. La mejor manera de prevenir siniestros es reducir la velocidad de los motorizados, especialmente antes de los cruces. La manera más eficaz de hacerlo es a través de intervenciones en el paisaje físico (lomas de burro, rotondas, obstáculos a ser rodeados por los autos). Estas son las medidas que se usan adentro de los barrios privados cuando se busca explícitamente que los autos circulen a 20km/h, garantizando la seguridad de los habitantes y que los niños puedan trasladarse sin la compañía de los padres. De la misma manera, fuera del barrio privado, una ciudad habitable es aquella que puede garantizar que los niños se muevan de forma segura y autónoma.

4) Otra gran medida de seguridad son los "palitos" reflectores (delineadores viales flexibles es su nombre técnico). Además de destacar la ciclovía a la noche, el palito amarillo interno por delante de la línea de detención es una advertencia importante para el auto que gira. Muchos de estos palitos han sido severamente dañados por los autos. Por lo que se necesitaría que sean más firmes y resistentes.

5) La doble mano de las ciclovías es un tema de preocupación en un entorno vial donde los automovilistas sistemáticamente violan la ley de transito al no detenerse para ceder el paso antes de girar. Sin embargo, para que las ciclovías tengan la mano de circulación de la calle, debería haber exactamente el doble de ciclovías. Esto es así porque como todo modo de transporte, la ciclovía debe permitir ir a un destino y volver. Ej, si voy a mi trabajo por Gorriti, debería poder volver por Honduras (ergo, se necesita una nueva ciclovia en Honduras). Si voy a mi trabajo por Billinghurst, debería poder volver por Sánchez de Bustamante (ergo se necesitaría una nueva ciclovia en Bustamante). Aun siendo las ciclovias de mano única, tendrían el mismo ancho porque siempre necesitas un carril de sobrepaso.

6) La peor situación se inseguridad que supone la doble mano es en la intersección con avenidas  (por ej, Billinghurst y av Cordoba) cuando se acumulan en el semáforo rojo de Billinghurst muchas bicicletas de ambos lados de Córdoba y muchos autos que esperan girar por Córdoba. La solución sería tener un semáforo de dos tiempos: primer tiempo para las bicis sobre la ciclovía, segundo tiempo para los autos. Entonces se pondría en rojo para Av Córdoba, verde solo para la ciclovia de Billinhurst y en un segundo tiempo rojo para la ciclovia y verde para los autos sobre Billinghurst.


7) Últimamente para permitir recoger la basura, en algunas ciclovias se cambiaron separadores físicos altos por bajos. Esto no contribuye a la seguridad. Los contenedores de basura NO deben estar sobre la ciclovía. Deben estar del otro lado (aunque resten espacio de estacionamiento) y ser recogidos de ese lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada